lunes, 19 de septiembre de 2011

EL PAÍS DE LAS SALCHICHAS, LOS PANES… Y LAS CERVEZAS



Un reciente viaje de trabajo a Düsseldorf y Monheim me ha permitido husmear en la gastronomía más típica de este país, en sus mercados populares, o en los supermercados de la cadena Rewe. Una ciudad (Düsseldorf) que aúna la tradición y la modernidad.
Porque cuando se piensa en la gastronomía de Alemania, lo primero que te viene a la mente son salchichas abundantemente regadas con cerveza. Razones no faltan, ya que hay más de 1.500 tipos de salchichas, como las de Frankfurt (más suaves), Nuremberg (que se sirven asadas), y las de Baviera (blancas). Aunque tampoco hay que olvidar sus famosos codillos acompañados por puré de patata y chucrut.
Mucho más que salchichas ofrece la gastronomía alemana, aunque toda ella se caracteriza por su contundencia y contenido calórico. Algunos platos ineludibles son las chuletas de cerdo ahumadas, hojas de col rellenas de carne picada, y unos pequeños filetes de carne picada llamados frikadellen.
Además de las salchichas, la panadería alemana es conocida internacionalmente y existen muchas variedades de pan: pan de trigo y centeno (
roggenmischbrot); pan de tostadas (toastbrot); pan integral (vollkornbrot); pan de levadura (weizenmischbrot); pan blanco (weißbrot); Multi-cereales (mehrkornbrot); pan de centeno (roggenbrot); con semillas de girasol (sonnenblumenkernbrot); con semillas de calabaza (kürbiskernbrot); pan de cebolla (zwiebelbrot), etcétera.
Como no podía ser de otra forma (que ganas tenía de poder escribir esta frase), era obligado darse una vuelta por alguno de sus mercados y supermercados más populares.
Buenos productos hortofrutícolas, también variedad… Los precios, en general, bastante más caros que en España, a excepción de unos tomates en rama que, incomprensiblemente, estaban más baratos que en la mayoría de los mercados españoles. Lo que parecía barato, se vendía por piezas.
No sé si los alemanes madrugan mucho, o por el contrario hacen sus comprar más tarde que los españoles, pero lo cierto es que a las 11 horas de un miércoles el mercado estaba prácticamente vacío.
Ya se podían encontrar mandarinas/clementinas. ¿Cuál era su origen?. No lo sé. Pero si puedo afirmar, respecto a los índices de madurez, en las variedades extratempranas, que las españolas no alcanzan todavía el mínimo exigido para su recolección y exportación.
Pero como decíamos antes, hablar de Alemania es hablar de cerveza. Vayas a dónde vayas tienen una amplia oferta y no hay ciudad que no posea su propia fábrica de elaboración. Hay varios tipos, pero los más populares son la altbier (amarga y con alto contenido de lúpulo), la malzbier (oscura, dulzona y con un bajo grado de alcohol), y las märzen, starkbier, bockbier y doppelbock, todas ellas con un alto contenido de malta. También nos encontramos la pilsener, fuerte y con sabor a lúpulo, la wiessbier, elaborada con granos de trigo y ligera al gusto.
Hubiera estado bien poner una muestra gráfica de las mismas, pero las fotos estaban todas oscuras y movidas…

30 comentarios:

  1. Lo de los panes en Alemania es maravilloso, como echo de menos mis días que viví en Freiburg donde cada mañana me compraba un pan diferente para intentar probarlos todos, y no me dió tiempo a completar el círculo¡¡

    Las salchichas son las únicas que soy capaz de tomar, exquisitas recién hechas en los puestos callejeros.

    Ahora eso sí, las cervezas estaban tan buenas como las de Apicius??? :-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las clementinas vienen de Sudafrica...y no las recomiendo...menos cuando estas acostumbrada a las valencianas...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este paseo virtual, una maravilla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. un buen reportaje gastronomico y ya se ve muy claro que se alimentan muy bien
    beso

    ResponderEliminar
  5. Hola, me ha gsutado mucho tu reportaje. Yo voy alguna vez por Alemania, vivo muy cerca de este país. La verdad es que allí no pasas hambre a la hora de comer, comen en abundancia y bien.
    Un bs

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los mercados y así he disfrutado de este reportaje. Gracias. Sólo he echado de menos una parte dulce, dado que yo tengo un blog de chocolate :-P
    Las cervezas alemanas, estupendas.

    ResponderEliminar
  7. Ohhhh los panes alemanes ,la última vez que fui a Berlín el último día en el Lidl me lleve todos los panes de allí ,madre mía que cosa más rica..normal que tengas las comidas tan calóricas hace mucho mucho mucho frío..pero una buena cervecita lo cura todo
    bss
    loli

    ResponderEliminar
  8. Leyendo tu entrada me han entrado unas ganas terribles de visitar Alemania ya que no he estado nunca. A mí también me fascina ir a los mercado y observar todos los productos ¡Disfruto un montón!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Vaya chulo viaje... Me encantan eso0os panes con mil cereales, y esas cervecitas, ummMMMMM!!! Que chulo es ver otras gastronomías !!!
    Un besazo0o

    ResponderEliminar
  10. Lo de 15oo tipos de salchichas me parece una barbaridad,aunque poco a poco no me importaria probarlas...con lo que si que disfrutaria es con el pan,me volveria loca con ellos,seguro que volveria con varios quilo de mas,hay tantos para elejir..y tan ricos todos....bonito reportaje.
    Besets.

    ResponderEliminar
  11. Que buen reportaje. Yo cuando estuve en alemania me di cuenta de que las salchichas de allí no tienen nada que ver con las que venden aquí. Están muchísimo mejor.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  12. Qué bonito reportaje.

    Lo de los panes me chifla, tengo una amiga que me trae harinas de allí y preparados para hacer pan y te aseguro que son mucho más baratas que aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Y a mí que la gastronomía alemana no me gusta?
    La encuentro algo "ordinaria", será por las salchicas y la col, es que... ;-)
    Las fotos son una delicia

    ResponderEliminar
  14. Buena e interesante entrada, si señor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Unos comentarios muy interesantes. Tengo un amigo alemán que cuando viene por Asturias se pone morao de fabada y arroz con leche, jejeje. Claro, él aporta las salchichas y la salsa pa la barbacoa. Besinos

    ResponderEliminar
  16. Gracias por este reportaje en el que nos invitas a acompañarte por ese pais dónde se come con abundancia y se bebe también ;)

    Besinos.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, bueno, lo de las salchichas lo pasamos, pero donde se ponga una buena cervecita fresquita con el vaso lleno de escarcha, eso seguro que no lo tienen allí, y no vale lo de que hace mucho frío jejejeje, gracias por compartir esta vivencia. Las mellis

    ResponderEliminar
  18. Un sitio muy bonito, y un buen reportaje.....
    besitos.

    ResponderEliminar
  19. I would love visit there, fresh bread is my weakness. you explained very well nice post.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Qué bueno que hayas estado por estos lares y disfrutado de su gastronomía. Soy una fanática de sus panes también, y cada día descubro nuevos panes y panaderías. Hay una muy famosa, de puros ingredientes BIO que tiene una tríptico a manera de catálogo para explicar cada uno de sus panes y composición. Una panadería puede contar con más de 20 panes diferentes... una gozada.
    En cuanto a la cerveza, varía mucho dentro de cada región, en Baviera se toma poquísima pilsen, siendo las reinas, la deliciosa Weiss o la Helles.
    Saludos y Prost!

    ResponderEliminar
  22. Qué notalgia me ha entrado Oteador, el año pasado estuve en Alemania y he recordado todo con tu reportaje, maravillosas ciudades y todo tan cuidado, tan ordenado que da gusto ¿verdad?
    Yo sin embargo no encontré la comida cara, no sé si es que venía de Francia o qué, pero tuve la impresión de que era más barato comer en Alemania y desde luego, más rico. Esas salchichas callejeras y esos jarrotes de cerveza ah, eso me gusta.
    Un estupendo reportaje, hemos estado un poquito allí contigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Pues cuando fui a Alemania me comí una currywurst que me duro tres días, ¡qué mal me sentó! No me hacen demadiasada gracia las salchichas y no soy nada cervecera, así que me quedo con las verduras y sobre todo con los panes ¿por qué será?

    Intersante reportaje. Espero que te lo pasaras bien. Un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Que interesante reportaje, por un momento me he sentido paseando por este país. No conozco Alemania, si un poco a los alemanes, tengo una hija entre comillas adoptiva en Nuremberg, desde luego Susan en lo referente a comida es un poco atípica, cuando viene a casa no quiere más que comida española, mucha fruta y tortilla de patatas, no conozco a nadie a quien le guste mas.
    Por cierto ese pedazo de plato que nos has mostrado repleto de salchichas, codillo y demás, ¿te lo comiste tu solito?
    Madre mía!!
    Besets

    ResponderEliminar
  25. Madre mía, pedazo de post. ¿Cuántos tipos de salchicha? Qué pasada!!!!!!!!
    Entran ganas de ir a Alemania ya mismo, jeje.
    un besote!

    ResponderEliminar
  26. Que buen repaso ha dado a los productos que ha "Oteado" por el mercado alemán.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Sin despreciar las salchichas... yo me quedo con las cervezas.. excepto con una de color verde que me dejaron probar en Berlin...o era de color rojo?... horror!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. French cut beans , the beans cut diagonally.

    ResponderEliminar
  29. Cuanto colorido hay en los mercados, aunque en España no debemos quejarnos, tenemos muy buenos productos. Aunque lo mejor es probar los platos típicos de cada sitio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Tengo la suerte de conocer Alemania y su gastronomía bastante bien y tienen platos fantásticos, la verdad. No es un país que ha tenído la necesidad de vivir del turismo ni de su cocina y por eso es poco conocida. Tengo en mi blog una receta de Kassler hecha con las famosas chuletas adobadas. Es una receta familiar del norte de Alemania (Hamburgo)
    Un saludo.

    ResponderEliminar