sábado, 25 de mayo de 2019

ARROZ AL HORNO DE MAGRO, MORCILLA Y HABAS

Cuando tienes “cosas” en la nevera a las que hay que dar salida… ¿Qué haces?. Pues, según que “cosas”, pero un arroz al horno nunca te defrauda.
Los arroces, en general, son muy agradecidos, lo admiten todo o casi todo… al menos los arroces al horno como éste de magro, morcilla y habas.
Cuando les coges “el punto” los haces con los ojos cerrados y siempre tienes la certeza de que te van a salir en su punto. Bueno, siempre que respetes las medidas, la variedad de arroz (en mi caso Bomba) y los tiempos y temperatura.
 
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
250 gramos de arroz.
3 filetes de magro.
2 morcillas.
300 gramos de Habas naturales o congeladas, según época.
Caldo de verduras (el doble que la cantidad de arroz)
½ Cebolla.
2 tomates de pera.
4 dientes de ajo.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
1 cucharadita de Pimentón de la Vera.
Sal.
PEPARACIÓN
Pelamos la cebolla y los ajos. Los cortamos en trozos pequeños y lo pochamos todo en una sartén con un buen chorro de Aceite de Oliva Virgen Extra a fuego suave. Mientras rallamos el tomate, y se lo añadimos cuando cebolla y ajos estén en su punto junto con 1 cucharadita de Pimentón de la Vera. Dejamos que se vaya haciendo a fuego lento.
El magro lo troceamos y reservamos.
En una cazuela de barro ponemos el arroz, echamos el sofríto de cebolla, ajos y tomate. Mezclamos bien. Añadimos el magro a trozos y las habas. Mezclamos todos los ingredientes, añadimos el caldo caliente. Mezclamos y le agregamos las morcillas.
Introducimos la cazuela en el horno previamente calentado a 250 C dura
nte unos 20 minutos. Paado ese tiempo, apagamos y lo dejamos reposar dentro del horno unos 5-10 minutos… ¡y listo!.


sábado, 13 de abril de 2019

MUSLOS DE POLLO A LA CERVEZA Y MENTA

Cocinar con cerveza es algo que puede entrar dentro de lo normal, de lo habitual, aunque durante todos los años que vengo cocinando nunca la había utilizado. Si suelo utilizar -según que guisos- vino o coñac, pero hasta la fecha, nunca cerveza.
La verdad, no tengo una respuesta del por qué de ese “arrinconamiento” de la cerveza en mis guisos. Bueno, siempre hay una primera vez.
Una receta sencilla, sin complicaciones, que se elabora con rapidez y con un resultado que invita a mojar pan.
 
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
2 muslos de pollo.
1 cebolla.
3 dientes de ajo.
2 patatas medianas.
Un par de ramas de menta fresca.
Pimienta negra.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Sal.
 
PREPARACIÓN
Pelamos y cortamos a dados la cebolla, así como los ajos.
En una cazuela con aceite y la ponemos a calentar.
Salpimentamos los muslos de pollo y los ponemos a freír. Cuando los veamos dorados los sacamos y reservamos.
Añadimos ahora la cebolla y los ajos. Lo rehogamos todo a fuego medio durante unos 10 minutos.
Cuando tengamos la cebolla en su punto le echamos la menta, un poco de harina (½ cucharada de café), incorporamos los musmos de pollo, vertemos la cerveza y tapamos la cazuela.
Lo tenemos a fuego medio/bajo durante unos 15 minutos hasta que espese la salsa y los muslos esten bien hechos.
Mientras se va haciendo, ponemos 2 patatas a hervir, para luego acompañar el plato.
Listo para servir y mojar pan.

miércoles, 13 de marzo de 2019

BACALAO FRESCO CON CEBOLLA Y PIMIENTOS DEL PIQUILLO

Aquí estamos de nuevo, en el mejor momento para saborear ese “oro blanco” que es el bacalao, y que se pesca desde finales de otoño hasta la primavera.
Su carne firme de color blanco, su estructura en lascas y su sabor suave lo convierten en un pescado perfecto en una grandísima variedad de platos. Pero, además, capaz de llevarse bien con una amplia gama de ingredientes.
Como todos los pescados, el bacalao sólo requiere un calor/fuego moderado durante un breve espacio de tiempo.
Aunque lo compre en fresco, por precaución siempre lo congelo un par de días. Un día antes de consumirlo lo descongelo en la parte superior de la nevera.
 
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
4 lomos de bacalao fresco.
1 cebolla.
4 dientes de ajo.
Pimiento del piquillo asado, a tiras.
1 cayena.
Sal.
Pimienta negra.
PREPARACIÓN
En una sartén o cazuela con aceite de oliva virgen extra pochamos la cebolla y los ajos. Le añadimos el pimiento del piquillo a titas y la cayena desmenuzada. Removemos. Y cuando la cebolla éste translucida, apagamo el fuego.
Lo vertemos en una fuente, ponemos los lomos de bacalao encima, los salpimentamos y lo metemos en el horno previamente calentado a 180º durante unos 10-15 minutos según hornos. ¡Y listo!.

miércoles, 13 de febrero de 2019

ALUBIAS MARINERAS CON SEPIA Y GAMBAS

Sí. Cierto. Lo dije el 8 de enero del 2016: “La Cuchara Curiosa cierra sus puertas”.
Pero, sin que sirva de precedente, ¿o sí?, tres años después me ha apetecido compartir una receta con -hay que ser políticamente correctos- todas y todos. Porque, eso sí, aunque La Cuchara Curiosa estuviera cerrada, sin actualizar... nunca he dejado de trastear en la cocina. Todos y cada uno de los días de año… Bueno todos, todos, no. Pero de los 365 días, unos 300, Sí.
Pues eso. Que tenía el gusanillo… y ahí va esta receta rápida, muy sencilla de elaborar y, sobre todo, sabrosa.

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
1 Bote de alubias blancas cocidas de 300 gramos.
1 Sepia de playa.
8 Colas de gambas (cantidad al gusto).
½ media cebolla.
1 tomate de pera.
3 dientes de ajo.
Perejil.
Caldo de pescado/fumet.

PREPARACIÓN
En una cazuela con aceite de oliva virgen extra sofreímos las gambas y reservamos Si las colas no están peladas, las pelamos. Sofreímos la sepia troceada y reservamos también.
Pochamos la cebolla y los ajos finamente picados. Cuando alcance su punto translucido añadimos el tomate rallado. Dejamos que el sofríto se haga bien a fuego lento.
A continuación añadimos el caldo de pescado/fumet. Agregamos el perejil, bajamos el fuego y lo dejamos un par de minutos… ¡Y LISTO!.

viernes, 8 de enero de 2016

LA CUCHARA CURIOSA CIERRA SUS PUERTAS

En enero del 2010, hace 6 años, veía la luz LA CUCHARA CURIOSA. Uno de los objetivos de este blog era el de ir recopilando -y también compartiendo- las recetas que iba realizando en casa para los míos. Pero también que el blog fuera un pasatiempo, un entretenimiento. No siempre fue así a lo largo de estos años.

Hubo momentos en los que sentía la sensación de estar encadenado al blog, de que era una obligación el “alimentarlo” constantemente con nuevos contendidos, aunque no tuviera ni ganas ni tiempo. Esos momentos quedaron reflejados en “bajones” y ausencias, más o menos prolongadas.

En más de una ocasión estuve tentado de cerrar el blog. No lo hice, y continúe. Pero en cada nuevo reinicio se iba perdiendo un poco de la ilusión de sus inicios. Hoy, si soy sincero conmigo mismo, creo que el blog ya no tiene ningún sentido, al menos con su actual estructura.

Y nada mejor que el inicio del 2016, después de un 2015, que si bien no podría calificarlo como malo, si ha sido muy complejo en la gestión anímica de cada uno de sus 12 meses, para decir:

¡Adiós, CUCHARA CURIOSA!

martes, 22 de diciembre de 2015

ARROZ CALDOSO DE POLLO Y ALCACHOFAS

No voy a negar que prefiero más los arroces secos que los caldosos. Pero…, de vez en cuando, un arroz caldoso puede apetecer.
Tampoco voy a negar que me gustan más los secos -al horno o en paella-, porque son más sencillos de elaborar, al menos en mi caso. Con los arroces al horno me despreocupo, con los arroces caldosos tengo que estar encima para que salgan bien.

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
100 gramos de arroz bomba.
Caldo de verduras (4 partes por 1 de arroz)
4 trozos de pollo (utilicé la parte más carnosa de las alas).
1 tomate de pera maduro.
2 alcachofas.
2 dientes de ajos.
1 puñado de guisantes.
1 cucharadita de pimentón de la Vera.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Sal.

PREPARACIÓN
En una cazuela con Aceite de Oliva Virgen Extra sofreímos los trozos de pollo y luego los retiramos. En la misma cazuela ponemos los ajos cortados a trozos, 1 cucharadita de pimentón de la Vera, y el tomate rallado. Dejamos que se vaya haciendo a fuego muy suave.
Pelamos y cortamos a trozos las alcachofas.
Cuando el tomate lo tengamos en su punto, añadimos el caldo y subimos el fuego y esperamos a que empiece a hervir.
En ese momento le echamos las alcachofas, los guisantes y los trozos de pollo. Cuando vuelva a hervir le añadimos el arroz y dejamos que se vaya haciendo a fuego medio.

Rectificamos de sal si fuera necesario y cuando el grano ofrezca un poco de resistencia en el centro, apagamos y servimos.