miércoles, 17 de febrero de 2010

LA COMIDA COMO PROTAGONISTA CINEMATOGRÁFICA


El realizador mexicano Alfonso Arau convirtió a la comida en la protagonista principal de Como agua para chocolate (México, 1992), basada en la novela homónima de Laura Esquivel.
En este filme latinoamericano, la cámara disfruta (y hace disfrutar al espectador) en la contemplación de la preparación de comidas en las más distintas variantes.
En esta película la cocina es un lugar mágico. Y todo lo que les ocurre a los protagonistas, el amor, el dolor y otros sentimientos, pasan directamente por el estómago.
La escena en la que todos los invitados a la boda rompen a sollozar, sin ningún pudor, después de haber degustado el opulento ágape cocinado por Tina es realmente inolvidable. Una película donde Arau manejó de un modo de un modo magistral todo aquello que muchos entienden como “realismo mágico”.
Pero no es la única película donde la comida, su preparación o su degustación, son una parte importante de la historia que nos cuentan. Lo podemos comprobar en esta web sobre cine y comida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario