martes, 10 de septiembre de 2013

FRESAS Y CHOCOLATE: LA TARTA

Ya hace tiempo, bastante, que leí esta receta en el Blog Kanela y Limón. Me gustó. No sólo por sus ingredientes, sino sobre todo por lo sencilla que era elaborarla.
Pues bien, por fin he podido hacerla. Eso sí, con alguna variante. Quienes me seguís ya conocéis mi afición por hacer cambios sobre el original. Cambios que a veces son un acierto, y otras veces, un fracaso.
Esta vez tenía unas fresas -¡sí, fresas en verano!- de origen Segovia, y me pareció una buena combinación con el chocolate.
El resultado fue una tarta que duró lo justo. Sacarla, repartir y terminarse.
INGREDIENTES
Para la base: 200 gramos de galletas tipo María y 100 gramos de mantequilla a punto pomada.

Para el relleno
250 gramos de fresas.
200 gramos de chocolate negro para reposteria.
100 gramos de nata.
1 huevo.
Azúcar.
2 hojas de gelatina.
1 copa de coñac.
Violetas caramelizadas.
PREPARACIÓN

Lavamos las fresas y las cortamos por la mitad. Las ponemos en un cazo con un poco de agua, el coñac y cuatro cucharas soperas bien colmadas de azúcar. Lo ponemos a fuego suave. Cogemos las 2 hojas de gelatinas y las colocamos en un bol con agua.
Mientras trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla. Mezclamos bien, y colocamos esta pasta en la base y en las paredes del molde desmontable de unos 20 cm.
Habremos calentado el horno a 180ºC. Introducimos el molde y lo dejamos unos 10 minutos. Después de ese tiempo, lo sacamos y dejamos que se enfríe.
Cuando tengamos las fresas a punto de almíbar, le añadimos las hojas de gelatina escurrida. Removemos hasta que se disuelvan. Retiramos el cazo y dejamos que se enfríe bien.
En un bol, ponemos el chocolate y la nata y lo metemos en el microondas unos 10-20 segundos. Sacamos, y removemos hasta que esté totalmente fundido y bien mezclado. Le añadimos el huevo y removemos bien hasta lograr una textura untosa.
Ponemos en primer lugar las fresas, y luego el chocolate. Introducimos en el horno y lo tenemos unos 20 minutos.

Pasado el tiempo lo sacamos y dejamos enfriar. Desmoldamos cuando se haya enfriado e introducimos en la nevera hasta que lo vayamos a servir.

14 comentarios:

  1. holaaa no me extraña que no durase, si tiene una pinta impresionante, si estoy yo alli no queda ni una miga jajaa, fresas de Segovia, yo quieroo, con lo ricas que son que pena, tenían que estar todo el año :) un besuco y enhorabuena por esta pedazo de tarta

    ResponderEliminar
  2. Normal que durase poco!!! Seguro que estaba de muerte!!! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Menuda pinta! la verdad es que las recetas de cristina son maravillosas, pero a ti te han quedado genial

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta, seguro que estaba riquísima, la combinaciónd¡ de las fresas con el chocolate me encanta.
    Encantada de conocer tu blog, por aqui me quedo. Estás invitada al mio. Un besote

    La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  5. Que delicia !
    Solo de ver la fotografias se antoja un buen pedazo!
    Proyecto Pastelito

    ResponderEliminar
  6. Si entera se ve bonita, el corte es espectacular!
    Ha de ser pecado comerse un trozo de esta tarta, o quizás es al revés y lo que es pecado es no comerla?
    Ahora fresas ya no es normal verlas, pero volverán.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No me extraña que no quedara ni rastro, es que tiene una pintaaaa !!!

    ResponderEliminar
  8. No me extraña que durara lo justo, el corte se ve muy apetecible y entero tiene una presencia espectacular! Saludos.

    ResponderEliminar
  9. La combinació de xocolata i maduixa té l'èxit assegurat, no m'estranya que s'acabés en un moment! ;)

    ResponderEliminar
  10. Menuda suerte encontrar fresas en estas fechas. Yo tenía una alumna que su hijito cumplía años en verano y siempre me encargaba una tarta de fresas, la favorita del niño. Era la única condición, que la tarta fuera de fresas. Y no veas la búsqueda a la que me tenía que lanzar cada verano para conseguir la tarta del chiquillo. Finalmente siempre encontraba las fresas, pero no sin antes haberme recorrido la ciudad de lugar en lugar.
    Tiene una pinta estupenda tu tarta y las paredes de galleta han quedado preciosas, tienen aspecto de una especie de puntilla muy apetecible.
    Me gustan mucho tus recetas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ese pastel....que pecado !!!!irresistible,con tan buena combinación...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Oteador!!!Como va la cosa....por lo que veo de categoria,menuda tarta mas rica no me extraña que no sobrara ni un trocito.
    Besets.

    ResponderEliminar