viernes, 6 de septiembre de 2013

ARROZ CON COSTILLAS Y… MUCHO TOMATE

Los arroces al horno los hago con los ojos cerrados. Para mi son muchísimo más sencillos de elaborar que una paella. Cuando les coges el punto de cantidad de arroz/cantidad de agua, temperatura y tiempo de cocción, te salen perfectos aunque estés pensando en otra cosa.
Con este precisamente tenía una pequeña duda de cómo me iba a salir, ya que tenía tres veces más de tomate de lo habitual. Lo que hice, para compensar el aumento del tomate, fue quitarle un “dedito” de caldo, y dejarlo dentro del horno, ya apagado, durante 10 minutos después de los 20 minutos de cocción.
Eso sí, siempre los hago en cazuela de barro. En una ocasión que éramos más, lo hice en una de metal… ¡fracaso total!.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS
300 gramos de arroz.
4 tiras de costillas de cerdo cortadas a trozos.
Caldo vegetal (el doble de la cantidad de arroz que pongamos).
200 gramos garbanzos cocidos.
2 morcillas de cebolla.
1 cabeza de ajos morados.
3 tomates grandes maduros.
1 cucharadita de Pimentón dulce de la Vera.
Azafrán.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Sal.
PREPARACIÓN
En primer lugar, sofreímos un poco los dientes de ajo a los que les habremos hecho un corte. Sacamos y reservamos.  A continuación le damos una vuelta a las costillas. Las retiramos y reservamos.
Pelamos los tomates y los cortamos a dados. Echamos una cucharadita de Pimentón dulce de la Vera y añadimos seguidamente el tomate. Lo hacemos a fuego muy lento durante unos 15-20 minutos.
Rehogamos en la misma sartén y con el mismo aceite la cabeza de ajos. Retiramos. Echamos la cebolleta finamente cortada, cuando comience a estar pochada le añadimos la cucharadita de pimentón de la Vera y el tomate rallado. Lo hacemos a fuego suave.
Ponemos el arroz en la cazuela. Le añadimos el azafrán en hebras, el sofrito y el resto de ingredientes. Removemos todo hasta que este todo bien mezclado. Le añadimos el caldo vegetal que debe estar caliente y lo introducimos en el horno, previamente calentado a 250ºC, durante 20 minutos. Pasado ese tiempo lo dejamos reposar con el horno apagado otros 10 minutos, más o menos.


Dejamos reposar unos minutos antes de servir.

13 comentarios:

  1. Mmmm, me encanta el arroz al horno, es mi debilidad!!!! Bss

    ResponderEliminar
  2. hummmmmmmmmmm solo de verlo dan ganas de comerselo

    ResponderEliminar
  3. Tiene un aspecto fabuloso, para repetir. Un abrazo y feliz fin de semana, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, Oteador, ya veo que nada más volver de tu fabuloso recorrido peninsular de Oeste a Este, te has puesto el delantal y te has marcado un arroz con una excelente pinta. Casualmente, tengo dos tomates, una lata de morcillas manchegas que se va a pudrir de asco, una bolsa de arroz bomba y una cazuela de barro de Perreruela. Lo de las costillas ya veré cómo lo arreglo.
    Ya te contaré

    ResponderEliminar
  5. Qué ricos son estos platos con arroz, y además con un montón de ingredientes.
    besos,

    ResponderEliminar
  6. Este arroz es habitual en mi casa, la semana pasada lo hice aunque con el caldo y los garbanzos del cocido.
    Te ha quedado para hacerte la ola!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. A mí también me salen bastante bien platos con arroz: risoto. Anotaré éste para el fin de semana. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Riquisimo este arroz, tomo nota, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  9. Ya te digo que se te dan bien los arroces al horno ehh a mi también se me da mejor que la paella y es que a la de mi madre no alcanzo jajaja Buenísimo tu arroz.

    besos

    ResponderEliminar
  10. HOla !!!!ya vamos volviendo todos !!!!y con ese rico arroz...ufff...cuanto os he hechado de menossss.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Pues mira que yo he rematado arroces en el horno, pero no lo he preparado desde el principio y como vuelvo de vacaciones con ganas de probar cosas nuevas este arroz queda apuntado!!! Por cierto, la pintilla fantástica!!
    Un abrazo.

    Pilar

    ResponderEliminar
  12. Qué arrocito más bueno Oteador. Siempre me llama la atención cuando comentas que los arroces al horno son los que más fáciles te resultan, porque no creo que sean los más fáciles, no, lo que pasa es que les has pillado el punto, pero en general, es fácil que salgan pasados, lo que como sabemos, es imperdonable en los arroces.
    Este tiene una pinta estupenda, fíjate que acabo de comer y aún así, me abre el apetito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar