martes, 28 de abril de 2015

PECHUGA DE POLLO MACERADA EN SALSA DE SOJA Y EMPANADA

Con la banda sonora de Joan Manuel Serrat: “…Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Golpe a golpe, verso a verso…  Golpe a golpe, verso a verso… Golpe a golpe, verso a verso…“, retomamos el blog. Y lo hacemos desde la simplicidad -aunque no me faltan ganas de complicarme un poco la vida- con una receta que no nos va a llevar mucho tiempo y le va a dar a la “sosa pechuga” un poco de alegría.

INGREDIENTES
1 pechuga de pollo.
Salsa de soja.
1 huevo.
Pan rallado.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Acompañamiento: Unas hojas de lechuga, pimiento rojo asado al horno y cebolla. Para quitarle un poco de fuerza a la cebolla, la pondremos en un cuenco con abundante sal y vinagre, la tendremos unos 5 minutos macerando, y después la enjuagaremos con abundante agua y le añadiremos Aceite de Oliva Virgen Extra.

PREPARACIÓN
Cortamos la pechuga a trozos. La ponemos a macerar en un bol cubierta de salsa de soja durante unos 15-20 minutos.
Pasado ese tiempo, la escurrimos y secamos con papel cocina. La pasamos por el huevo batido y la rebozamos con el pan rallado.

En una sartén con abundante Aceite de Oliva Virgen Extra bien caliente, freímos los trozos y los acompañamos en el plato con las hojas de lechuga y el pimiento rojo con cebolla.

2 comentarios:

  1. Un plato sencillo y seguro que muy rico.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar