viernes, 31 de enero de 2014

CALÇOTADA EN DESCOBREIX L’HORTA

En esta ocasión no vamos a explicar ninguna receta, sino algo tan entrañable como esa “Fiesta” que se crea entorno a una Calçotada entre amigos o simplemente recién conocidos, en un ambiente de diálogo, de amistad, de jolgorio entorno a los calçots.
Descobreixl’Horta, situada en Borbotó, una pedanía de Valencia, a unos 3 kilómetros de la ciudad, y en plena huerta valenciana, suele organizar animadas comidas con el objetivo de dar a conocer la Huerta Valenciana, sus tradiciones y costumbres, en aprender a cocinar la auténtica Paella Valenciana a leña, un buen arròs amb fesols inaps o, como en este caso, una calçotada.

Este entorno de la huerta, regada por las tradicionales acequias, da la oportunidad al visitante de poder realizar un agradable y didáctico paseo, donde observar los distintos cultivos según la época del año con las amenas explicaciones de Carmen o Fernando.
Un interesante proyecto con algo más de un año que, en este escaso tiempo, ha logrado atraer el interés de diversos grupos de turistas y visitantes nacionales y extranjeros, que estén interesados en conocer el proceso de cocinar una paella, o cualquier otro plato de nuestra gastronomía.

El día en cuestión se inició con una visita al Jardín Mediterráneo y Huerta Ecológica, con explicaciones de cómo se realiza el cultivo "dels Calçots", así como todo el proceso de preparación de los Calçots y la elaboración de la Salsa Romesco, su compañera precisa.
Mientras el fuego ponía en su punto a los Calçots, disfrutaremos de un aperitivo compuesto de longaniza de pascua, chorizo y morcilla seca con "Pa amb oli". Cacau del collaret, tramussos y aceitunas, y unos rábanos y ensalada recién cogidos, acompañado de cerveza y vino.
La “fiesta” continuó con las Tejas de calçots, la parrillada de chuletas de cordero, blanco y negro y las alcachofas a la brasa.
Y de postre, calabaza asada con mermelada de mandarina y mistela.

¿Podríamos seguir contando cosas de la Calçotada?. Pues, sí. Pero estas “fiestas” es mejor vivirlas que leerlas o escucharlas. (FOTOS: Xaq Frohlich y JB)

10 comentarios:

  1. Tengo unas ganas de probar los calçots! Es que aquí no los venden, es como las cebolletas, no?? Que pinta tan deliciosa cuando se le quita el chamuscado y se baña en la salsa romeresco.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es sensacional una calçotada entre amigos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los calçots, y estos tienen una pinta estupenda, y con una salsa romesco estan riquísimos

    ResponderEliminar
  4. Une promenade bien gourmande.
    Merci.
    A bientôt

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las calçotadas, la salsa, la carne que se consume hecha en las brasas y el buen ambiente que rodea toda la fiesta.
    Esas alcachofas de l'Horta me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Aqui les llamamos rabanitos, que ricossss

    ResponderEliminar
  7. Pues esta semana es la segunda vez que me cuentan una calçotada y me están entrando unas ganas enormes de asistir a tan rico ritual. Suerte la tuya Oteador, que has disfrutado de esta y en ese entorno tan estupendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tengo que decir la verdad: nunca he estado en una calçotada y ello me pesa, porque tiene que ser un gozadón. Me alegro que lo hayáis pasado bien.

    ResponderEliminar
  9. Todo me ha encantando....pero esas alcachofas.....muero por ellas!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  10. Si ya tenia ganas de comer calçots viendo tu entrada creo que no tardaré mucho! me encantan i si són recien cogidos del huerto un lujo!!i què alcalchofas!

    ResponderEliminar