lunes, 21 de enero de 2013

SALMÓN DE URGENCIA

El 2013 se puede empezar bien, pero eso no significa que no te pueda poner una zancadilla en el momento más inoportuno.

No sólo te has dormido en los laureles y el tiempo se te ha echado encima. Además, el horno ha decidido ponértelo un poco difícil ese día. El protector de la luz, que es de cristal, se ha roto. La bombilla está al aire, y dudas si será conveniente encender el horno en esas condiciones.

Hay que cambiar de receta, y tan sólo tienes unos escasos 30 minutos para tenerlo todo listo. Pues nada, plancha por una parte y los otros 2 fuegos en funcionamiento.

 INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

4 lomos de salmón.

Zumo de medio limón.

Aceite de Oliva Virgen Extra.

Pimienta negra recién molida.

Sal.



PARA LA SALSA

1 cebolla.

3 dientes de ajo.

Un vaso de fumet de pescado.

1 cucharadita de harina.

Un chorrito de vino blanco para cocinar.

Sal.



ACOMPAÑAMIENTO

4 endivias.

2 carlotas/zanahorias.

Huevas de salmón.

 PREPARACIÓN

Preparamos todos los ingredientes en el banco de trabajo, Cortamos las cebollas y los ajos y los picamos. Los ponemos en una cazuela con aceite de oliva, a fuego suave, a rehogar.
Mientras, en otro fuego, salteamos también a fuego suave las endivias y carlotas cortadas a tiras.

Vamos calentando la plancha para hacer los lomos del salmón. En un cuenco mezclamos el zumo de medio limón con el aceite de oliva, la sal y la pimienta negra recién molida.

Volvemos a la cazuela donde estamos preparando la salsa con la cebolla y los ajos. Le añadimos una cucharadita de harina. Mezclamos y le echamos el fumet de pescado y un chorrito de vino blanco. Lo dejamos que se vaya haciendo.

Ponemos los lomos de salmón el la plancha y les echamos por encima la mezcla de limón, aceite y pimienta. Entre 3-4 minutos tendremos los lomos ya en su punto.

Montamos el plato con los lomos, los napamos con la salsa y le ponemos una cucharada de huevas de salón encima, y acompañados de la guarnición de endivias/zanahorias.

12 comentarios:

  1. Mi año también comenzó con horno roto, que desastre. Este salmón de urgencia te ha quedado sensacional.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. pues gracias al desastre de horno hemos descubierto un plato rico, rico!

    ResponderEliminar
  3. Qué delicia, tiene una pinta fabulosa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. nada como una urgencia para que se desate la imaginacion,el resultado fabuloso

    ResponderEliminar
  5. Y es que no hace falta horno para hacer esta delicia.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  6. Esta urgencia sique es de las buenos...a mi me encanta aunque el salmón sea un pescado que me sienta regu...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Menuda receta para ser fruto de la improvisación, me apunto a comer contigo. besos

    ResponderEliminar
  8. A pesar de todo ... tiene una pinta muy apetitosa, tiene que estar muy rico y lo mejor, fácil de hacer !!

    ResponderEliminar
  9. pues sí que has tenido que batallar! tiene una pinta estupenda!

    besos

    ResponderEliminar
  10. Sí es verdad, que hay días que todo parece estar en contra. Pero este rico salmón demuestra que has triunfado, lo has superado, y que yo me lo voy a apuntar, pues mi chico que es adicto al salmón muchas veces se decide a última hora.
    Un besín

    ResponderEliminar
  11. Pues el desatre tiene un final bien rico.
    Besets.

    ResponderEliminar