lunes, 10 de septiembre de 2012

APIO, CHAMPIÑONES, GAMBAS Y… HARUKI MURAKAMI

Estas vacaciones me leí “1Q84” (ichi-kyu-hachi-yon), una novela de toques orwellianos escrita por el escritor japonés Haruki Murakami, y que fue publicada en tres volúmenes entre 2009 y 2010.
No voy a hablar de ella, pero en uno de los capítulos referidos a Tengo (la novela está establecida por capítulos dedicados a los dos protagonistas principales: Tengo y Aomane), su autor nos explica, de una forma muy clara, como Tengo está preparándose la cena.
Me pareció una receta tan sencilla e intrigante por la inclusión del apio entre sus ingredientes, además de explicada de una forma sumamente gráfica, que no me he resistido a prepararla.


“Echó el apio y los champiñones picados en la sartén. Subió el gas al máximo y, mientras sacudía la sartén con suavidad, removía los ingredientes a conciencia con la espátula de bambú. Salpimentó ligeramente las verduras. Cuando estas empezaron a estar hechas, añadió las gambas que había escurrido. Volvió a salpimentar todo y se sirvió un vaso de sake. Añadió salsa de soja por encima y, para finalizar, espolvoreó con cilantro. Todas estas operaciones las realizó de manera automática. Apenas se había concentrado en lo que estaba haciendo, como si hubiera cambiado el pilotaje del avión a modo automático. Las manos se movían con precisión, pero su cabeza había estado pensando constantemente en Aomane.
Una vez listo el salteado de verduras y gambas, lo pasó de la sartén a un gran plato. Sacó otra cerveza de la nevera, se sentó a la mesa e, inmerso en sus reflexiones, comió el salteado aún humeante”. (Fragmento del libro “1Q84”, del escritor japonés Haruki Murakami).


Por otra parte, aunque no me identifico en nada con el personaje de Tengo, cuando leí este párrafo, casi al final del segundo libro, parecía que me estaba mirando en un espejo.
Esta claro que mis reflexiones, mientras cocino, nada tienen que ver ni con las matemáticas y mucho menos con proposiciones metafísicas: “Tengo no le disgustaba cocinar y tenía por costumbre reflexionar mientras lo hacía. Sobre asuntos cotidianos, problemas matemáticos, novelas o proposiciones metafísicas. Cuando se hallaba en la cocina, moviendo las manos, podía pensar las cosas mejor y de manera más ordenada que cuando no hacía nada”.
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
2 ramas de apio tierno.
6 champiñones medianos.
12 gambas.
Salsa de Soja.
Cilantro.
Pimienta negra recién molida.
Aceite de Oliva Virgen.
PREPARACIÓN
Creo que no es necesario explicar nada sobre cómo se prepara. Haruki Murakami lo deja muy claro.
Es rápida de preparar (casi tardas más en pelar las gambas que en su elaboración), y la combinación de sabores resulta muy atractiva.
Tan sólo un pequeño cambio: en lugar de la sartén, he utilizado el wok. Me pareció más acorde, y no sabía si lo de “sartén” era una adaptación de la traducción.


UNAS ALMEJAS AL VAPOR PARA ACOMPAÑAR
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
400 gramos de almejas.
3 dientes de ajo.
Vino blanco.
Zumo de limón.
Aceite de Oliva Virgen.


PREPARACIÓN
En una cazuela con un poco de Aceite de Oliva Virgen sofreímos los ajos. Cuando estén un poco dorados, añadimos las almejas un chorro de vino blanco y un poco de zumo de limón. Tapamos y ponemos el fuego fuerte. Pasados 3-4 minutos, apagamos y servimos.

31 comentarios:

  1. Me ha encantado esa mezcla de literatura y cocina. Me enamoré de Murakami con Tokyo Blues <3

    ResponderEliminar
  2. ¿Sabes? yo también me pongo a pensar y poner mis ideas en claro cuando cocino, es que como relaja los pensamientos salen y se ordenan...jejjejej ya somos dos.

    Me ha encantado tu plato, perfecto

    ResponderEliminar
  3. Ese Haruki Murakami si que esta loquillo, pero me encanta!, tienes que leer crónicas del pájaro que le da cuerda al mundo, te iba a recomendar Tokyo Blues pero estoy segur que ya lo leíste

    aaa y si te gusta la onda foodie y autores japoneses lee kitchen de banana yoshimoto

    saludos

    ResponderEliminar
  4. El plato se ve tela de interesante, que rico. No conozco los libros que has leido pero me ha entrado la curiosidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Tokio Blues, asi como la cocina Japonesa, muy bueno tu articulo de cocina y literatura. www.chirriclan.es

    ResponderEliminar
  6. Vaya, enhorabuena por haberte leido el 1Q84 de Murakami. Yo estoy esperando que salga en "paperback", porque en inglés (que es como he leído todos sus libros, no voy a cambiar ahora) la han publicado en un solo tomo y con tapas duras. Es un tipo de libros que no soporto, y digo "soporto" en sentido físico, me pesan y se me caen. Necesitaría un atril.

    La receta, magnífica y facilita. La voy a hacer.

    ResponderEliminar
  7. Yo, la verdad pienso tambien, pero lo que suelo hacer es escuchar la radio que me encanta como tu receta de hoy...!!! Deliciosa...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Estos platos se ven divinos, que pinta !!!
    Me gusta Haruki Murakami, he leido: Sputnik mi amor,After Dark, Sauce ciego mujer dormida...y este lo tengo por leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Es una cena buenísima, original y sencilla, cualquier día que estén mis hijos la haré.

    ResponderEliminar
  10. Esto tiene que estar estupendo, menuda pinta, besos

    ResponderEliminar
  11. Curiosa literatura culinaria ¡¡¡ Vaya menu nos has preparado ¡¡¡ el plato principal tiene muy buena presencia y si unas almejas son frescas solo con un hervor basta

    Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  12. Hermoso post donde la fusion de cocina y literatura crean algo...exquisito.para todos los sentidos.

    ResponderEliminar
  13. Vaya, qué bien, sacarte una receta de Murakami. Suena bien. Acá en Alemania le echan apio a casi todo, ¡hasta el gazpacho! No me gusta mucho el apio (ni Murakami), pero en pequeñas cantidades está bien.
    El resultado se ve apetecible, con la cervecita incluída la que sugiere el autor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Pues tiene que estar buenísimo. A mi me encanta el apio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Qué maravilla de plato!!! Espectacular!! Gracias por tu visita y ahora me quedo como seguidora de tu blog!!!

    Saludos...

    ResponderEliminar
  16. Una receta rápida y la verdad que tienen que estar muy sabrosa.
    Yo en la cocina me inhibo totalmente y me concentro en lo que este haciendo, aunque muchas veces lo haga en automático, le llamaremos el síndrome de Tengo.
    Monsieur Sorokin, lo que necesita es un fascistol.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. He leído algunos libros de Murakami, pero este todavía no.
    Este salteado se ve muy bueno y sencillo, claro que las almejas al vapor están de muerte también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Gran idea, espero que Murakami-san no reclame el copyright... ;)
    Lo de las almejas para acompañar es otra buena idea.

    ResponderEliminar
  20. Estupenda receta, cómo a mi me gustan, sabrosonas.

    Gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
  21. Uyyyyy, me encanta esta entrada!! Tengo ese libro aparcado desde hace tiempo, de esos que una guarda apra unas vacaciones. Me gusta Murakami pero tampoco soy una seguidora apasionada de su obra. En las novelas orientales siempre me parece muy atractiva la visión que dan de la comida que para mí luego contrasta con lo poco que me convence su cocina. Pero pienso seguir probando porque creo que es cuestión también de ir acostumbrando el gusto a los nuevos sabores. Tu propuesta creo que será una buena forma de comenzar, te quedó estupendo!

    ResponderEliminar
  22. Me ha gustado tu receta de champiñones, asi que me la llevo a pendientes, un abrazo. Sefa

    ResponderEliminar
  23. Ehhhh yo tampoco sabría decirle que no ha este plato. Y más te digo, que copio y pego para guardarlos en mi lista de pendientes porque tiene un aspecto fabuloso.
    Me alegra conocerte.

    ResponderEliminar
  24. Fabulosa receta,me encanta.Debe tener unos sabores excepcionales.Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Aunque no me haya leido el libro....esta receta se ve deliciosa!!......sugerente........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  26. Hola. Muy interesante la recopilación. He encontrado el enlace buscando en google algo sobre las recetas que Murakami explica en sus libros. recién he leído su último "Baila, baila, baila" y me encantaría que también recopilases y pudieras explicarnos esas recetas que surgen durante el relato de forma espontánea: las gambas con wakame, la sopa ochazuke y otras delicias que uno se queda con las ganas de descifrar. Siento una extraña pasión por este escritor: no termino de saber porqué me atrae tanto siendo que las traducciones de su obra seguro que aún distorsionan más lo intricado a veces de su mundo. Cordiales saludos y gracias por tu ocurrencia.

    ResponderEliminar