miércoles, 13 de marzo de 2019

BACALAO FRESCO CON CEBOLLA Y PIMIENTOS DEL PIQUILLO

Aquí estamos de nuevo, en el mejor momento para saborear ese “oro blanco” que es el bacalao, y que se pesca desde finales de otoño hasta la primavera.
Su carne firme de color blanco, su estructura en lascas y su sabor suave lo convierten en un pescado perfecto en una grandísima variedad de platos. Pero, además, capaz de llevarse bien con una amplia gama de ingredientes.
Como todos los pescados, el bacalao sólo requiere un calor/fuego moderado durante un breve espacio de tiempo.
Aunque lo compre en fresco, por precaución siempre lo congelo un par de días. Un día antes de consumirlo lo descongelo en la parte superior de la nevera.
 
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
4 lomos de bacalao fresco.
1 cebolla.
4 dientes de ajo.
Pimiento del piquillo asado, a tiras.
1 cayena.
Sal.
Pimienta negra.
PREPARACIÓN
En una sartén o cazuela con aceite de oliva virgen extra pochamos la cebolla y los ajos. Le añadimos el pimiento del piquillo a titas y la cayena desmenuzada. Removemos. Y cuando la cebolla éste translucida, apagamo el fuego.
Lo vertemos en una fuente, ponemos los lomos de bacalao encima, los salpimentamos y lo metemos en el horno previamente calentado a 180º durante unos 10-15 minutos según hornos. ¡Y listo!.

7 comentarios:

  1. Un buen plato de bacalao que está muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que buen plato de bacalao con los pimientos y la cebolla queda un plato genial.
    Besoss

    ResponderEliminar
  3. El bacalao fresco de primavera, que por aquí se llama "skrei" es ciertamente delicioso, tierno, carnoso. Le llaman "le poisson des amoureux" porque es hacia el 14 de febrero cuando está más en sazón. Lo probaré como tú lo haces.

    ResponderEliminar
  4. Veo que sigues cocinando delicioso!!!!.....me encanta.....y yo volviendo de a poco....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  5. Un bacalao muy bueno!. Me gusta tu cocina así que me quedo como seguidora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Has venido marinero, si señor, menudo platazo para saborear el bacalao, una verdadera delicia.
    Que contenta estoy de tu vuelta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar