lunes, 14 de mayo de 2012

PECHUGA DE POLLO AL ROQUEFORT

Una pechuga de pollo, así, sin más, puede ser una de las comidas más sosas que uno se puede echar entre pecho y espalda.

Aunque, no necesariamente tiene que ser así. Le podemos poner un poco de alegría e, incluso, realizar el plato en un tiempo record. Pongamos, que en unos quince minutos, como máximo, lo podemos tener en la mesa y estar ya mojando pan.
Pues vamos a por ella que el tiempo apremia.
INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS
1 pechuga de pollo.
1 cebolla.
3 dientes de ajo.
Queso Roquefort (cantidad según gustos).
½ vasito de Jerez muy seco (o vino blanco).
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Alcaparras.
Harina.
PREPARACIÓN
Cortamos la pechuga a tiras o a dados. La enharinamos y la freímos en una cazuela con Aceite de Oliva Virgen Extra. La sacamos y reservamos.
En el mismo aceite rehogamos la cebolla y los ajos que previamente habremos picado.
Cuando la cebolla este translucida, le añadimos el Jerez y subimos el fuego. Cuando llegue a ebullición le echamos la pechuga, las alcaparras y el queso Roquefort. Removemos hasta que éste se haya fundido y apagamos el fuego.
No es necesario ponerle sal, ya que tanto el queso como las alcaparras ya tienen.
Listo para emplatar, y no habremos invertido más de 15 minutos.

24 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo, con una simple y sosa pechuga de pollo siempre se puede preparar algo con más fundamento.
    Me gusta mucho la receta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo pechugas para hoy (madre, dicho así qué feo queda ;)
    Es una idea muy buena, debe estar muy sabroso!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta. Te ha quedado además muy decorativa con esa forma de timbal.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado una presentación estupenda y tiene que estar muy rica así la pechuga de pollo besos

    ResponderEliminar
  5. Pues es cierto que una salsita alegra mucho ese pollo que puede parecer soso.
    Me gusta!!!
    Espero tu receta en el concurso que hago con jamón de pato, los premios valen la pena ;-)

    Petons

    ResponderEliminar
  6. que salsa mas rica, asi cualquier pollo se convierte en un plato etupendo, besos

    ResponderEliminar
  7. tienes razon, es rapido y tiene que estar muy bueno

    ResponderEliminar
  8. que rico y delicioso tiene que etar, te ha quedado prfecto.

    ResponderEliminar
  9. Es cierto como unas simple pechugas de pollo pueden quedar de lujo con un buen acompañamiento o salsa... este plato se ve genial, un saludo!

    ResponderEliminar
  10. JOOO QUE BUENA PINTA TIENE¡¡¡¡ ME ENCANTA COMO TE QUEDO¡¡¡¡
    TE INVITO A QUE TE PASES POR MI BLOG YA QUE ESTOY DE CONCURSO POR SI TE ANIMAS A PARTICIPAR ,BESOTES http://elblogdedeboramisrecetasdeldiaadia.blogspot.com.es/2012/05/2-concurso-del-blog-de-debora.html

    ResponderEliminar
  11. Desde luego mucho mejor con la salsita,le has dado una alegria al plato que no veas...rico rico!
    Bessets.

    ResponderEliminar
  12. Nosotros al roquefort, la salsa, no le ponemos Jerez...me lo anoto para la proxima!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Yo quieeroo!!, amo el queso roquefort, o cualquera que sea "apestosito", jeje


    saludos

    ResponderEliminar
  14. Con lo que me gsuta el roquefort, que maravilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. que rico el queso roquefort, con las carnes me encanta

    ResponderEliminar
  16. Hola Oteador. Tienes razón en lo de las pechugas de pollo son insípidas pero para evitar dicho problema que mejor que acompañarlas o hacerlas en una rica salsa. ¡Problema resuelto jj! Lo que ocurre es que a mí ese queso no me va así que tengo que buscar otra solución y eso hago.
    Para quien le guste el queso esta salsa y estas pechugas tienen que estar de vicio.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Que rico con lo que me gusta el queso roquefort hunnn

    El plato muy bueno

    Saludos

    www.uncocinillanelacocina.com

    ResponderEliminar
  18. Una receta interesante.
    Me estoy poniendo al día después del parón del PC.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hice anoche tu receta. Estaba muy rica, salvo que no conseguí darle la forma de timbal a los pedacitos del bicho

    ResponderEliminar
  20. Otra forma de comer las pechuguitas, muy acertada tu propuesta! Un beso

    ResponderEliminar
  21. Cuando he visto el título de la entrada me he ido del tirón a leerla: me encanta el roquefort (y, por tanto, las salsas que lo llevan) y, a pesar de su malísima fama, resulta que a mí me gusta mucho la pechuga de pollo. Me ha encantado tu receta, yo hago la pechuga de pollo al roquefort de otra manera pero me has convencido, de tu forma este plato es igual de rápido pero, fijo, más sabroso. Y lo de las alcaparras... ¡apúntate 20!!!!!

    ResponderEliminar
  22. Chicken cooked with wine sound delicious.

    ResponderEliminar
  23. Rica, rica esta receta, la pechuga se ve super,bssssssssss.Sefa

    ResponderEliminar
  24. Para que luego digan que la cocina rápida es cocina basura.
    Una gran idea de receta, aunque yo la haría con otro tipo de queso, uf, ya sé lo rico que debe estar, pero el Roquefort, me cuesta.
    Un beso.

    ResponderEliminar